Tres variables que fortalecen el desempeño de una Cadena de Suministro



h  h  h 

Durante  la última década se han venido  presentando a nivel mundial, diferentes  eventos naturales y sociales que si bien tienen un impacto ambiental, cultural y psicológico han dejado efectos económicos relacionados con la industria que no pueden ser menos valorados.  

Las empresas no paran y a pesar de que los desastres naturales dejan enormes pérdidas, en situaciones como estas en donde la continuidad laboral de las empresas es más significativa, no dejan de existir cuestionamientos entre los directivos de las compañías como: ¿Cuánto inventario se tiene? ¿Cuántos envíos están retrasados? ¿Cuáles son los riesgos de mover el producto bajo condiciones diferentes?, información que al cuerpo gerencial le servirán a la hora de implementar estrategias o planes de acción a corto plazo.

Algunos expertos afirman que las empresas que están mejor preparadas para  reaccionar frente a cambios inesperados del entorno y del mercado son aquellas que se han “medido” en diversos ambientes aun cuando estos no hayan sido reales, es decir: las compañías que modelando diferentes escenarios controlados son capaces de analizar sus fortalezas, debilidades y por ende determinan sus oportunidades de mejora.

Hoy por hoy se estima que entre el 50%  y el 80% de los costos finales del producto o servicio están relacionados a la cadena de suministros; desde donde se involucran factores como la materia prima, la mano de obra, la logística, el transporte, los inventarios y en donde se encuentran tanto proveedores como distribuidores. Es por esto que la optimización de los costos  y las inversiones orientadas en la rentabilidad operacional y competitiva se ven con buenos ojos.

A continuación, mencionamos 3 variables sobre las cuales se recomiendan establecer estrategias de prevención y planeación ante el riesgo.

Visibilidad: Para enfrentar el problema, primero se debe tener claridad de que es, su dimensión y el punto de partida. Una estrategia que les permite a las compañías tener visibilidad es el desarrollo de mapas, donde se evidencia cada eslabón y al cual se le relacionan los posibles riesgos o desafíos; porque entender el engranaje de la cadena es la defensa más valiosa ante las variables del macroentorno.

Escenarios Pilotos: a través de modelos de riesgo estructurados a partir de hipótesis y datos reales  se busca determinar la sensibilidad de la cadena ante cada supuesto. Al mismo tiempo que se estable un plan adecuado para mitigarlo.

Respuestas rápidas pero no improvisadas: con una mejora continua en la estructura de la cadena de suministro, los imprevistos se irán reduciendo gradualmente. Las herramientas tecnológicas por su parte, además de ayudar a mejorar la gestión administrativa en los CEDIS, permitirán reaccionar rápida y sabiamente pues ofrecen un panorama de la operación, que al momento de tomar decisiones esta representado en millones de dólares.

 

En conclusión, “en un ambiente  de negocio cambiante, las empresas no se pueden dar el lujo de tener ciclos de planeación anuales…”.

 

 

Referencia: É Logistica, 18 de Octubre de 2017

Etiquetas: Supply Chain, Ejecución de la Cadena de Suministro, WMS, TMS, LMS, Slotting, Billing, Voice Technology, Planeación de la Cadena de Suministro, Demand Planning, S&OP, Supply Planning, Infor, Manhattan, Honeywell, Paragon, Tecsys