Tecnología: Una aliada para el proceso logístico.



h  h  h 

Los avances tecnológicos han cambiado no solo los esquemas de comunicación, sino estos a su vez han transformado los procesos comerciales y logísticos. Adaptarse a estos cambios, trasciende en las empresas de manera positiva, ya que buscan diferenciarse y conseguir que los clientes perciban el valor agregado a partir los servicios que ofrecen.

Estos cambios también se han visto reflejados en los hábitos de compra y de consumo, donde se han aplicado nuevas tecnologías para dichos procesos, generando que las estrategias de producción y distribución, evolucionen para lograr la eficiencia, niveles óptimos de servicio y rentabilidad.

Dada esta transformación, los productores, comercializadores y operadores logísticos, deben adoptar de manera eficaz, tecnologías que estén acordes a las necesidades que tienen las empresas por suplir  para ser más competitivas.

Así mismo, dentro de la red de empresas que forman parte de la cadena de suministro, estas deben estar enfocadas y alineadas en lograr integrar por completo los procesos de la cadena de suministro a través de estrategias que busquen satisfacer las necesidades de sus clientes con altos niveles de servicio.

En el proceso por establecer tecnologías que se integren a las estrategias de las empresas  y al realizar un análisis de las cadenas de suministro, se encuentran procesos ineficientes que impiden conseguir mejoras sustanciales en los costos y servicios.

Algunos de estos procesos son:

Errores en los niveles de inventario.
Errores en las especificaciones de los pedidos.
Errores en los procesos de despacho.
Retrasos e inexactitudes en las entregas
​ Elevados costos logísticos

Existen tecnologías que ayudan a  integrar y a mejorar la gestión de la cadena de suministro, las cuales se basan en:  

Relaciones entre Clientes y Proveedores:

Las tecnologías enfocadas en brindar información son fundamentales para la administración correcta de las empresas, pues permiten la planeación, organización e integración de procesos internos. Algunas de las tecnologías que se aplican en esos casos son: Sistemas de procesamiento de datos internos ERP (Enterprise Resource Planning), sistemas para la administración de la cadena de suministro SCM (Supply Chain Management)  y sistemas para la administración de las relaciones con los clientes CRM (Customer Relationship Management).

Gestión de los Recursos:

Algunas de las tecnologías que proporcionan control para los recursos de las empresas son: sistemas de localización, sistemas de trazabilidad y sistemas de comunicaciones móviles (GPS).

Indicadores de gestión (KPI’s)

Existen tecnologías que logran identificar, definir y monitorear las tareas de los operadores en el centro de distribución y ayudan a tomar decisiones de manera asertiva. Estas son soluciones de Business Intelligence ofrecen diferentes maneras de presentar métricas corporativas.

Los sistemas tecnológicos mencionados anteriormente, buscan optimizar y automatizar los procesos logísticos dentro del centro de distribución, con el fin de maximizar los recursos de las empresas.

Finalmente, para poder tomar la decisión de adoptar una tecnología para los procesos de la cadena de suministro, el responsable del área de logística debe justificar las propuestas mediante el valor económico que supone la inversión de estas tecnologías, tener en cuenta la tecnología que se adapte mejor, acorde a los modelos del negocio para sostener su crecimiento y la integración con otros sistemas ya implementados dentro de la empresa. 

Artículo escrito por:

Fuente: Revista Énfasis en Logística, México.

Etiquetas: Supply Chain, Ejecución de la Cadena de Suministro, WMS, TMS, LMS, Slotting, Billing, Voice Technology, Planeación de la Cadena de Suministro, Demand Planning, S&OP, Supply Planning, Infor, Manhattan, Honeywell, Paragon, Tecsys