Planificación de estanterías: Una estrategia para maximizar las operaciones logísticas



h  h  h 

Frecuentemente las empresas acogen decisiones que pueden en algunos casos, afectar de forma negativa su cadena de suministro. Los esfuerzos para racionalizar las operaciones de distribución, pueden frustrarse debido a procesos ineficientes de recepción, clasificación e inventario y daños generados a productos cuando son entregados en la tienda.

Es así como diferentes empresas están integrando a sus estrategias corporativas, la planificación de estanterías, con el ánimo de equilibrar la optimización del centro de distribución. Dentro de las acciones que se ejecutan con la planificación de estanterias se enmarcan:

 Optimizar la selección y embalaje de los productos, facilitando las tareas de recepción de inventario. Esto supone ahorros significativos en la mano de obra.
Liberar tiempo de la mano de obra para que puedan estar enfocados en otras actividades que ofrezcan valor al cliente.
Maximizar cada metro cuadrado disponible del centro de distribución, utilizando menos espacio dedicado al almacenamiento.
Reducir daños de en los productos, producidos por el tránsito y la recepción de los mismos, suponiendo ajustes en el almacenamiento, selección y embalaje de los productos en el centro de distribución.

Así las cosas, las empresas están logrando ventajas competitivas gracias a la planificación de estanterías en gestión de la cadena de suministro, consiguiendo un mejor alineamiento de los KPI entre los centros de distribución y las operaciones de tiendas, analizando procesos y sistemas relacionados con la clasificación, almacenamiento y selección a partir de esta actividad.

Contemplar una estrategia de Olas

Otro de los resultados favorables de implementar una planificación de estanterías para la gestión de la cadena de suministro, es la estrategia de olas, que permite hacer una clasificación por producto o tipo de familia, mejorando los procesos de recepción, almacenamiento y reducción de daños.

Algunos de los beneficios que se generan con esta implementación, se traducen en:

Aumento de envíos a la semana, originando más cantidad de put away fácil de manejar, menores inventarios agotados y mayores ventas.

Procesos eficientes en la recepción de productos y pedidos.

Tener un mejor acceso al espacio de recepción, lo que implica una mejor entrega de los productos.

En conclusión, optar por implementar estrategias que ayuden a optimizar los procesos del centro de distribución, no solo le aportara ventajas competitivas a las empresas, sino que les ayudará a soportar una toma de decisiones de manera asertiva que se encamine a los objetivos globales de la misma.

 

Artículo escrito por:  Rob Dold de Fortna

Fuente: Revista de Logística

 

Etiquetas: Supply Chain, Ejecución de la Cadena de Suministro, WMS, TMS, LMS, Slotting, Billing, Voice Technology, Planeación de la Cadena de Suministro, Demand Planning, S&OP, Supply Planning, Infor, Manhattan, Honeywell, Paragon, Tecsys