Omni-Canal: Un cambio de fondo en la Cadena de Abastecimiento



Gracias al avance en términos de interconectividad y la necesidad de las empresas de operar su cadena de abastecimiento de forma distinta, surge un enfoque denominado Omni-Canal, que  busca lograr una experiencia de compra única y consistente para los clientes a través de los diferentes canales de compra, asegurándoles la simplicidad en el uso, confiabilidad en el proceso y un servicio que satisfaga sus necesidades dónde, cuándo y cómo quieran.

Para los clientes, la visibilidad en tiempo real de las existencias en cualquier punto de la cadena, así como los tiempos de entrega, son factores claves requeridos para que tengan la confianza suficiente al momento de realizar una compra.

Algunos de los retos, tendencias y beneficios más importantes que asumen las empresas, replanteando sus estrategias detrás de la configuración y operación de la cadena de abastecimiento son:

Retos que enfrenta la Cadena de Abastecimiento:

 Integrar los procesos de cada canal para entender y analizar las interacciones con el cliente.
 Establecer una estrategia integral de precios, promociones y surtido de productos.
 Identificar la mejor forma de entregar mercancías. (considerando el tiempo de entrega comprometido).
 Optimizar el costo total de los procesos de pedidos hacia los clientes.
 Realizar la entrega y procesar devoluciones a través de todos los canales al alcance de cliente.

Tendencias que rigen el modelo del mundo Omni-Canal:

 Monitorear y controlar las ventas físicas influenciadas vía online.
 Integrar la operación de la tienda física con las ventas del canal online.
 Optimizar la capacidad para ofrecer una experiencia de compra congruente con la página web, las  aplicaciones móviles y la tienda física.
 Mejorar las capacidades para catalogar los productos y contenidos.
 Potencializar el marketing digital para escuchar, interactuar y atraer a los consumidores.
 Robustecer, extender e integrar las soluciones de pagos, mejorando la efectividad en la conversión de la compra.

Beneficios que puede obtener, tras la implementación de un modelo Omni-Canal:

 Influenciar y aumentar las ventas de las tiendas a través de los canales online.
 Controlar los costos, integrado correctamente las áreas que soportan cada canal.
 Crear el catálogo de productos online y por ende, extender la oferta de valor al cliente.
Tener un entendimiento profundo del cliente, analizando sus gustos, necesidades, ofreciéndoles una experiencia personalizada.
 

Fuente: Forbes