La logística: Clave para el comercio electrónico.



Internet es una plataforma eficaz a la hora de vender o comprar productos alrededor del mundo. Esto a su vez ha hecho que más empresas, ofrezcan su mercancía a través de canales en línea, llegando a más clientes reales y potenciales.

El crecimiento de las transacciones de comercio electrónico, se han duplicado en los últimos años, dado por el aumento de las conexiones a Internet, el acceso a tarjetas de crédito, el volumen del mercado y el desarrollo de la logística.

Una de las principales características que valoran las personas que adquieren productos a través de estos canales, es el ahorro en tiempo, pues no requieren de tiempos de desplazamientos y cuentan con la disponibilidad  para hacer las compras 7/24. Para que esto se convierta en un valor agregado, se debe contar con un proceso logístico altamente alineado, donde los clientes se sientan seguros de que la compra de los productos la van a recibir en el momento indicado, sin que esto genere entregas retrasadas o erróneas.

Otro factor que se debe tener en cuenta, es establecer una estrategia de precios, donde los valores que se ofrecen en la tienda física no sean menores a los que se encuentran en la tienda online, para incentivar la compra a través del canal. Esto exige perfeccionar los procesos logísticos, para no generar sobrecostos que se trasladen a los clientes, derivados del mal manejo de inventarios, almacenamiento de productos o gastos de entrega.

Existen otros factores para lograr un proceso exitoso apoyado en la logística, estos son:

Control de los inventarios: contar con un sistema de inventarios que esté conectado con el canal online, permitirá ofrecer a los clientes lo que realmente se tiene en el inventario, así se evitará incurrir en error de incumplimiento.

Seguimiento del pedido en tiempo real: poder tener trazabilidad de los productos a los clientes, brinda tranquilidad a los clientes ya que ellos conocen de antemano el momento exacto en el cual será entregado el producto.

Agilidad de devoluciones: en ocasiones, debido a múltiples factores, no se pueden evitar las devoluciones, es aquí donde se debe responder de manera oportuna y ágil evitando traumatismos para el cliente.

Tercerización de los procesos: contar con un sistema logístico especializado y eficiente, requiere de inversiones que las empresas no siempre pueden asumir, sin embargo, existe la posibilidad de tercerizar este proceso. Existen operadores logísticos que brindan este servicio y generan soluciones a la medida.

Una logística de altura debe responder a los retos que enfrentan las empresas que quieren vender sus productos a través del comercio electrónico.

 

 

Artículo escrito por: Luis Daniel Vargas.

Fuente: Revista de Logística